Por Sebastián Soto, Ingeniero de Proyectos en Rom Mayer

La aparición del COVID-19 ha provocado cambios radicales que llegan a todos los aspectos de la vida cotidiana.

El coronavirus ha repercutido y afectado en la forma en que trabajamos y hacemos negocios, como recibimos atención médica, como compramos y en la toma de decisiones. Hizo falta una pandemia para poner de manifiesto el poder de la tecnología digital y las posibilidades que abre para las personas, las organizaciones y el mundo en general.

Con tantas incógnitas en el aire y tantas cosas que quedan fuera de nuestro control, es natural centrarse en las que podemos influir, como los sistemas de seguridad.

Aplicar sistemas de seguridad que respalden las operaciones y además garanticen el cumplimiento de las normas y los estándares de bioseguridad es indispensable, y es que el COVID-19 llegó para quedarse, como humanidad debemos aprender a convivir con el virus y no limitar los recursos para prevenirlo.

Control de temperatura

Aplicaciones tecnológicas en el ámbito de seguridad

Dentro de las aplicaciones tecnológicas en el ámbito de seguridad que se implementaron y seguirán siendo parte fundamental en cualquier empresa encontramos:

  • Tecnología sin contacto: examinando cualquier oportunidad de minimizar la cantidad de botones, puertas y dispositivos que tocamos.
  • Control por voz es ya una tecnología ampliamente adoptada, desde la compra hasta el trabajo, pasando por la gestión del hogar y el sistema de seguridad, no hay mucho que no se pueda hacer con la voz, y este dio la entrada a la realidad virtual y Mixta.
  • Lectores biométricos sin contacto, los usuarios no tienen que tocar nada en absoluto.
  • Control de intrusión y de acceso integrado con las cerraduras automáticas. Las personas pueden entrar y salir sin tocar la puerta.
  • Videovigilancia e inteligencia artificial (IA): La utilidad potencial de la IA de vídeo es inmensa, ya que puede ser útil para la identificación positiva de personas, el reconocimiento de comportamientos sospechosos, detección de rostros y distancias y el reconocimiento de patrones. Adicionalmente, tecnologías aplicadas como los usos de los drones incluyen la vigilancia aérea para la interdicción de la delincuencia, la cartografía espacial, las entregas médicas, las comunicaciones de difusión y la gestión medioambiental. La integración de la IA tanto con los robots de seguridad como con los drones permite una gran funcionalidad y, al mismo tiempo, un mayor grado de independencia del manejo y control humanos.
  • Cámaras de detección térmica: las cámaras térmicas o de detección de calor utilizan imágenes térmicas infrarrojas para detectar la temperatura corporal de una persona.
  • Seguridad física y cibernética: Los sistemas de seguridad física siguen integrándose con otros sistemas corporativos, como la gestión de identidades, el inicio de sesión único y, ahora, la gestión de servicios y las aplicaciones de seguridad de la red.

Las tendencias del sector de la seguridad seguirán adaptándose a los tiempos. Como ha demostrado esta difícil y a menudo confusa situación con el coronavirus, la gente necesita que las empresas comprometidas con su seguridad sean ágiles, estén abiertas al cambio, sean comunicativas y estén siempre a la vanguardia de la tecnología.

El mundo de la seguridad es dinámico, y si antes pensábamos que era rápido, en la actualidad se verán avances a mayor velocidad.

En Rom Mayer ofrecemos completas soluciones de seguridad que apoyaran las operaciones de su negocio, brindara confianza a colaboradores y clientes, apoyaran el cumplimiento de las normas y de los protocolos de bioseguridad. Consulta con un experto, Consulta con Rom-Mayer.. 30 años de experiencia a su servicio


Sebastián Soto

Sebastián Soto

Ingeniero en redes y telecomunicaciones con más de 10 años desarrollando diseños y soluciones para medianas y grandes empresas.